¿Por qué no existen emociones “buenas” ni “malas”?

¿Por qué no existen emociones “buenas” ni “malas”?

Vimos hace un tiempo por qué no existen emociones “buenas” ni “malas”, sino que cada una de ellas tiene un rol: entregarnos información que nos ayuda a enfrentar lo que estamos viviendo ✅ Entonces, ¿cómo podemos darle a cada emoción el lugar que se merece? Si creemos que algunas emociones son “buenas”, las vamos a priorizar. En ese sentido, las emociones “malas” podríamos juzgarlas y reprimirlas, lo que finalmente limita nuestra experiencia emocional y terminará perjudicando nuestro bienestar emocional ❌

Para evitar esto, ¡es clave desarrollar nuestro vocabulario emocional! 👏🏼 ¿Por qué es importante? Porque nos permite identificar y reconocer adecuadamente nuestras emociones, en todo su espectro, sin juicios ni límites. Lo importante de esto es que estaremos desarrollando nuestra capacidad de autoconciencia, primer paso para avanzar hacia nuestro bienestar emocional y, además, estaremos desarrollando nuestra capacidad de empatía, promoviendo una mejor relación con nosotros mismos y con los demás 🙌🏼

¡Prepárense porque se vienen varios posts para desarrollar el vocabulario emocional! 🤗

En un estudio realizado en EE.UU, se logró determinar que la parentalidad cercana y afectiva (high supportive parenting) actúa como factor protector para el desarrollo de niños en contextos de pobreza.

¿Cómo se llegó a esta conclusión? 👀

➡️ Se les hizo un seguimiento a 119 jóvenes afroamericanos desde los 11 a los 25 años y se descubrió que aquellos cuyos padres practicaban una parentalidad positiva, mantuvieron constantes las conexiones neuronales encargadas de las funciones ejecutivas 🧠 y de la regulación emocional ❣️.

➡️ Mientras que aquellos cuyos padres practicaban una parentalidad de poco apoyo (low supportive parenting), tuvieron una disminución en esas mismas conexiones.

✅ Esto demuestra lo fundamental que es que padres y madres desarrollen competencias socioemocionales 🧠❤️que les permitan ejercer una parentalidad positiva ✨, pues es un factor importante en el desarrollo cognitivo y emocional de sus hijos.

¿Qué te parece este estudio? Leemos tus comentarios 👇😉.

Deja una respuesta